Personas sostenibles: las personas al centro de las decisiones de la empresa.

J Felipe Cajiga - Responsabilidad Social
2022 Latín American Sustainable Development & Social Innovation Leader Award Nominee. Co Fundador del Movimiento Iberoamericano de Responsabilidad Social Empresability

Comprender la importancia de colocar a las personas en el centro de las decisiones empresariales y de la gestión de la empresa resulta

fundamental para impulsar el éxito de una estrategia empresarial sostenible. Incorporar las expectativas y el bienestar de la sociedad dentro de un marco de diseño estratégico va a permitir a las organizaciones alinear su negocio con las necesidades de las personas y el planeta.


Las empresas están llamadas a cumplir con las expectativas y necesidades de una sociedad cada vez más preocupada, informada y participativa. Afortunadamente muchas organizaciones están descubriendo que es importante el impacto que tiene su negocio en las personas y lo que significa colocar a las personas en el centro de las decisiones comerciales.


Quienes ya lo están haciendo de forma consistente, tienden a un mejor desempeño financiero porque crean una conexión más fuerte con la sociedad. Este enfoque crea un sentido de pertenencia más fuerte al interior de la empresa lo que conduce a una mayor productividad y bienestar de los empleados.


Trabajar en la intersección de las personas, el planeta y la gobernanza sostenible y responsable es clave para promover los objetivos comerciales y personales. En este artículo, vamos a intentar reflexionar un algún aspecto en los que las personas, nuestro negocio y el planeta se cruzan en una variedad de formas.


Exploraremos cómo los diferentes problemas pueden afectar a nuestra empresa, veremos cómo estas decisiones afectan los valores y, con suerte, veremos por qué estamos haciendo lo que estamos haciendo.


La importancia de tener una cadena de valor sostenible y responsable es que asegura que su negocio tenga un efecto positivo en el mundo. Los productos y servicios de la empresa son un aporte a la solución de las necesidades humanas.


Depende de los tomadores de decisiones establecer estándares para la sustentabilidad, asegurando que su negocio sea una fuerza para el bien en el mundo.


Los productos y servicios de la empresa contribuyen a resolver las necesidades humanas. La empresa puede contribuir a mejorar su bienestar y calidad de vida a través de los productos y servicios que ofrece.


Asegurando que busquen satisfacer sus necesidades, solucionar sus problemas y contribuir a mejorar su vida diaria. Para ser el mejor en lo que hace, es necesario invertir más que en brindar un buen producto: debe tomar una posición clara al adoptar aquellos temas que son relevantes para su audiencia.


También es importante que las empresas trabajen para desarrollar las comunidades en las que operan, ya que su papel es una parte importante de su éxito y rentabilidad. No se puede exagerar en subestimar la importancia de tener un ecosistema saludable en el que opera la empresa. En el caso de las empresas mineras y de recursos naturales, su papel suele verse como negativo. Como resultado, existe una creciente preocupación por que estas empresas tengan impactos positivos en las comunidades en las que operan.


El ecosistema de una empresa debe estar saludable para poder crecer. Los empleados son la columna vertebral de cualquier empresa y sin ellos no es posible el crecimiento. Esto se puede lograr al tener una cultura saludable en la que los gerentes brinden a los empleados la oportunidad de prosperar y tener éxito.


El imperativo de alcanzar los objetivos de sostenibilidad nunca ha sido más claro o urgente. La sociedad y las empresas están experimentando una rápida aceleración de los impactos globales desde el COVID-19 hasta el cambio climático, la guerra y los conflictos sociales, el retroceso de los derechos y la democracia, y el riesgo inminente de recesión mundial.


El futuro de los negocios sustentables radica en abordar y abordar los problemas más apremiantes que enfrentan los líderes de sustentabilidad de hoy y colocar a las personas en el centro de sus decisiones lo que significa que deben crear una cultura que sea positiva, diversa e inclusiva. Sus empleados deben sentirse empoderados para expresarse libremente, ser creativos y apropiarse de su trabajo. Tener un clima en el que todos los participantes tengan la oportunidad de crecer y desarrollar sus habilidades, sintiéndose valorados como personas, con un modelo de negocio sustentable que considere el impacto de la sustentabilidad en las personas, las comunidades y el medio ambiente.


El COVID-19 ha demostrado la importancia de una sociedad, una economía y un medio ambiente saludables. Expuso las brechas evidentes y las necesidades insatisfechas, incluido el acceso deficiente a la atención médica y las perspectivas s laborales reducidas, que pesan sobre el futuro de muchos.


Al mismo tiempo, la pandemia ha mostrado a las empresas lo que es posible y deseable para restablecer la agenda del futuro del trabajo, desde la digitalización hasta el trabajo flexible.


Sin duda, la amplia acogida de los criterios ESG (ESG en inglés) y la importancia de la contribución empresarial a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Agenda 2030) han acercado más que nunca la narrativa empresarial a las cuestiones sociales y medioambientales. Esto ha generado todo un movimiento que está empujando a que las empresas trabajen en estas líneas.


La agenda ASG / ESG comenzó a cobrar impulso con "G" a raíz de los escándalos de gobernanza a principios de este siglo y, más tarde, con las crisis financieras a nivel mundial. Más recientemente, las empresas han comenzado a incluir la sostenibilidad en sus informes de resultados. Últimamente, las iniciativas de sostenibilidad y diversidad también se han incluido en los acuerdos objetivo de los altos ejecutivos (métricas ESG). Si bien ESG se define tradicionalmente como un enfoque en el progreso ambiental y social, ahora el enfoque está cambiando para incluir los tres con la misma prioridad: ambiental, social y económico.


A medida que avanzaba la epidemia, muchas empresas se dieron cuenta de que necesitaban transformar no solo lo que ofrecían, sino la forma de trabajar y ver como prioridad colectiva la anticipación y satisfacción de las necesidades sociales y ambientales insatisfechas.


Las organizaciones quieren y necesitan asegurarse de que la sostenibilidad esté en el centro de la transformación empresarial. Estos factores incluyen el propósito superior de la empresa, las prácticas laborales justas, la estrategia de inversión y el compromiso con la sustentabilidad. Otros puntos para considerar pueden ser: impacto ambiental, conducta en la cadena de valor y estándares de suministro.


Ser sostenible desde la base significa proporcionar una dimensión social a la sostenibilidad. Debe pensar en ello en términos de su empresa, su ecosistema empresarial y las comunidades en las que opera. Una buena gestión de personas significa tratar a sus empleados con respeto y valorar la importancia que le dan a su salud, tanto física como mental.


La forma en que la "S" se verá para cualquier empresa será única para su modelo de fuerza laboral. De todos modos, la necesidad es imperativa para que siempre se consideren diferentes tipos de talento en su ecosistema.

Lo que está claro es que no hay sostenibilidad ambiental sin sostenibilidad social, y viceversa.

Muchas empresas están haciendo la transición para volverse sostenibles desde el núcleo. Esto significa que todos los aspectos de su negocio deben estar de acuerdo con las prácticas de sostenibilidad. La sostenibilidad de las personas significa tratar a las personas con responsabilidad, cuidar su bienestar físico y mental y valorar el talento por su contribución. El desafío ahora es cómo podemos hacer que estos aspectos sean una parte diaria de nuestro desempeño.


Al hacer de la sustentabilidad parte del propósito de su empresa, puede liderar una organización hacia el éxito. Si bien ese propósito puede ser una aspiración, también debe basarse en la estrategia de la empresa, fiel a su identidad y alcanzable a través de sus productos, servicios y personas.


Dicho esto, la inclusión de objetivos ESG debe ser un ejercicio mucho más amplio que los incentivos ejecutivos o la alineación de objetivos de arriba hacia abajo. Los objetivos de sostenibilidad de su empresa deben incluir a todos en su ecosistema de talento. Los objetivos deben adaptarse individualmente a cada persona y centrarse en los resultados futuros. Esta transformación solo puede tener éxito si la empresa realmente escucha, co-crea, es transparente y los empleados confían unos en otros.


Una empresa sostenible es aquella que satisface la necesidad de un salario digno y proporciona una experiencia laboral agradable. Las empresas líderes se preguntan si su paquete de beneficios globales satisface las diversas necesidades de su gente y refuerza los valores de la empresa, o si pueden identificar qué poblaciones de empleados necesitan protección. Están comenzando a pensar en el bienestar de TODOS los trabajadores nuevamente, incluida la exploración de plataformas para beneficios de trabajadores temporales, datos por hora sobre compensación y pruebas de resultados de pensión contra niveles de pensión. Asi trabaja por un futuro mejor para sus empleados, debe alentar y apoyar su desarrollo y contribuir al bienestar de ellos y sus familias.


Consideraciones DEI: como analizar y remediar la equidad salarial de género, son partes integrales de la sostenibilidad de las personas. Sin embargo, la diversidad no es el único aspecto de DEI. La equidad y la inclusión son igual de importantes, si no más. Las prácticas equitativas permiten la igualdad de oportunidades para experimentar, desarrollar y obtener recompensas de la organización. Una organización inclusiva proporciona un sentido de pertenencia para cada individuo.


Atraer y retener empleados talentosos es más importante ahora que nunca. Asegúrese de que su empresa esté configurada para que las personas no sientan que están perdiendo el equilibrio entre su vida personal y profesional. Es importante abordar cualquier dificultad que puedan tener sus empleados con la transición. Estos deben ser manejables, por lo que vale la pena definir procesos para abordar este cambio desde el principio de la sostenibilidad como una manera de generar confianza, fomentar la creatividad y hacer las cosas a tiempo.


Nuestra empresa necesita priorizar el riesgo, el rendimiento y la reputación. Equilibrar estas tres cosas puede ser difícil, pero determinar el valor financiero y los valores fundamentales nos ayudará a tomar algunas de esas decisiones asegurando que las inversiones del plan de pensión sean consistentes con los objetivos ambientales y sociales.

Algunos todavía piensan que deberían retrasar la acción para ahorrar para el futuro, pero las organizaciones progresistas ahora se están repensando, reinventando y transformando para tener un futuro sostenible por delante.


Volverse hacia una cultura y gestión sostenible requiere un reinicio de todo e involucrar a la fuerza laboral en la transformación. A cambio, las empresas abrirán nuevos modelos comerciales, nuevas vías de ventaja competitiva, estrategias de inversión responsable y mejores estándares de trabajo que, en conjunto, garantizarán que las personas y las sociedades sobrevivan y prosperen.


¿Dónde se encuentra tu empresa? ¿qué es lo que puede hacer ya?


142 artículos



5 visualizaciones0 comentarios