Negocio exitoso, haciendo el bien? posible y benéfico para la empresa

Actualizado: jul 17

Tener un negocio exitoso haciendo la diferencia en la sociedad no solo es posible, representa también importantes beneficios para las empresas que incorporan el comportamiento responsable dentro de los pilares de su gestión. Te invito a leer mi articulo y a reflexionar conmigo si esto hace o no sentido para tu organización. #rse #sostenibilidad



J Felipe Cajiga


La responsabilidad social empresarial (RSE) tiene muchas ventajas que se pueden aplicar a cualquier negocio, independientemente de su tamaño o sector. La responsabilidad social se trata de que la organización sea consciente y responsable de los impactos de sus decisiones y operaciones en todos los aspectos respecto a la sociedad y el medio ambiente. La responsabilidad social empresarial es mucho más que donar dinero o tener algunos programas y actividades para salvar árboles, apoyar en desastres naturales, hacer voluntariado o contribuir en actividades de bienestar para la comunidad. Siempre partiendo de actuar de manera transparente y ética. Lo más importante es que esta debe estar integrada en el negocio.


Incorporar la responsabilidad social de las empresas no es una acción que no refleje un impacto en el negocio, por el contrario. Estas son algunos de los beneficios principales:


1. Empleados comprometidos‎


La forma en que una empresa se relaciona y trata a la comunidad sugiere cosas buenas a sus empleados sobre cómo los percibe y los respeta. Pero la conducta que la empresa muestra hacia fuera debe ser proporcional y congruente con la responsabilidad y cuidado que pone en la relación con sus colaboradores. Los empleados que se sienten respetados por su empleador se sienten más cómodos llevando su yo más auténtico al trabajo, lo que, ‎‎según muestran los estudios,‎‎ conduce a un mayor compromiso.


El empleado pasa una gran parte de su día en el trabajo, en la medida que este le dé la oportunidad de sentirse seguro, con la oportunidad de crecer profesionalmente, de contar con los medios para poder desde su trabajo aportar como ser humano a causas que le son importantes, se sentirá más realizado y completo. La Responsabilidad Social resulta muy efectiva para abordar bajos niveles de compromiso de los empleados en el lugar de trabajo. Basándose en la teoría del compromiso, se prueba un modelo en el que la RSE permite a los empleados llevar más de todo su yo al trabajo (individuo, ciudadano y trabajador/profesional), lo que resulta en que los empleados estén más comprometidos.


Además, según una encuesta producida por Apparo en 2017, las organizaciones que alientan a sus empleados a ser voluntarios a través del trabajo pro-bono durante las horas de trabajo pagadas crean empleados motivados que sienten que su empresa respeta su desarrollo. Estos empleados también se sienten energizados por la oportunidad de ser creativos con sus habilidades para una buena causa.‎


Este estudio muestra los datos de 15.184 empleados en una gran empresa de servicios profesionales en los EE. UU. los resultados muestran que la autenticidad (es decir, ser capaz de mostrar todo uno mismo en el trabajo) media positiva y significativamente la relación entre la RS y el compromiso de los empleados. Los resultados sugieren que cuando la RSE es extra-función (es decir, no está integrada en el diseño del trabajo de uno, como el voluntariado), debilita la relación entre la RSE y el compromiso de los empleados. Estos resultados amplían la literatura previa de RS que a menudo ha sido de arriba hacia abajo y se ha centrado en cómo los empleados se verán afectados positivamente por lo que la organización puede darles.


Mientras más estén integrados todas las esferas del colaborador (individuo, familia, ciudadano, profesional), más comprometidos podrían estar en el trabajo.‎

Aunque la investigación sobre el impacto directo de la responsabilidad social de las empresas (RSE) en el trabajo ha crecido rápidamente, todavía debemos avanzar hacia una comprensión más completa de por qué y cómo las personas (es decir, los empleados) se ven impactados por la RSE.


Dar a los empleados la oportunidad de participar en las actividades socialmente responsables puede significar el desarrollo de nuevas habilidades que los empleados pueden utilizar en el lugar de trabajo. Al tomar acciones fuera de sus responsabilidades laborales regulares, los empleados tienen la oportunidad de contribuir al trabajo, de relacionarse con otros compañeros de otras áreas con las que generalmente no tendría interacción, coincidir de igual a igual con líderes de la organización, además de ser darles la posibilidad de realizar o aprender algo completamente nuevo para ayudar a enriquecer sus propias perspectivas. Al apoyar estas actividades, las empresas promueven el crecimiento y el apoyo de los empleados.


Podemos afirmar que un negocio responsable y sostenible puede hacer que sea más fácil reclutar nuevos empleados o retener a los existentes. Los empleados pueden estar motivados para permanecer más tiempo, reduciendo así los costos y la interrupción de la contratación y el reciclaje. La Responsabilidad Social de una organización la hace más atractiva para los posibles empleados que buscan lugares de trabajo con prácticas socialmente responsables, actitudes sociales y ética sólida.


Conoce más: Corporate Social Responsibility and Employee Engagement: Enabling Employees to Employ More of Their Whole Selves at Work (Frontiers in Psichlogy)


‎2. Clientes leales‎

Los consumidores piensan conscientemente en los productos y servicios que compran. En una encuesta de ‎‎Nielsen (Doing Well by Doing Good):

  • Entre el 66% de los encuestados globales dispuestos a pagar más,

  • más del 50% de ellos están influenciados por factores clave de sostenibilidad,

  • como un producto hecho de ingredientes frescos, naturales y / u orgánicos (69%),

  • una empresa que es respetuosa con el medio ambiente (58%),

  • y la empresa es conocida por su compromiso con el valor social (56%);

Para este grupo, los valores personales son más importantes que los beneficios personales, como el costo o la conveniencia.


Los clientes serán leales a su empresa si sus valores se alinean con los suyos.‎

Los consumidores están tratando de ser ciudadanos responsables del mundo, y esperan lo mismo de las corporaciones. Así que cuando se trata de comprar, están haciendo su parte buscando, eligiendo e incluso promoviendo aquellas marcas que comparten su visión del mundo y son cercanas a los temas y causas que le son importantes. Cada vez es más frecuente pensar y ver consumidores que revisan las etiquetas antes de comprar, que consultan los sitios web para obtener información sobre las prácticas comerciales y de fabricación, que son proclives a prestar atención a la opinión pública sobre marcas específicas en las noticias o en las redes sociales.


Conoce más: 12 compañías que hicieron la diferencia en 2020 haciendo aportaciones positivas.


‎3. Atención pública positiva‎



La RSE activa definitivamente posiciona a la empresa como un buen vecino o incluso como líder en la comunidad, convirtiéndola en un modelo positivo para que otros sigan su ejemplo. Además, cuando las empresas se destacan por el buen trabajo que están haciendo en la comunidad, los medios de comunicación ganan interés, la comunidad le brinda su confianza.


Durante el último año, con la pandemia hemos sido testigos del poder de las empresas para contribuir o incluso resolver nuestros retos y problemas más difíciles. Desde la entrega de vacunas seguras y efectivas a una velocidad récord, pasando por la transformación de sus líneas de producción, hasta ayudar a los estudiantes y maestros en la transición al aprendizaje remoto, hasta la creación de empleos y oportunidades para que todos tengan éxito, las empresas de todos los tamaños y la industria dieron un paso adelante de maneras extraordinarias.


A medida que avanzamos en nuestra recuperación, confío en que las empresas continuarán ofreciendo soluciones audaces para garantizar un futuro saludable, sostenible e inclusivo para todos.


La inversión social corporativa puede ayudarle a construir una reputación como un negocio responsable, que puede, a su vez, también la conduce a una ventaja competitiva.

Las empresas a menudo favorecen a los proveedores que tienen políticas responsables, ya que esto puede reflejar cómo las ven sus clientes. Algunos clientes no solo prefieren tratar con empresas responsables, insisten en ello.


Mantener la responsabilidad social en mente alienta a las empresas a actuar éticamente y considerar los impactos sociales y ambientales de su negocio. Al hacerlo, las empresas pueden evitar o minimizar los efectos dañinos de su negocio en la comunidad. Si la empresa es capaz de comprender esto y manejarlo a su favor, encontrando incluso en algunas situaciones la forma de hacer cambios en sus productos o servicios en mayor beneficio a la comunidad.


Otros beneficios de la Responsabilidad Social para las empresas


Al actuar de manera sostenible y responsable, también puede resultarle más fácil:

  • acceso a la financiación - los inversores son más propensos a respaldar un negocio de buena reputación.

  • atraer la atención positiva de los medios de comunicación - por ejemplo, al participar en actividades comunitarias.

  • reducir la carga regulatoria - buenas relaciones con las autoridades locales a menudo pueden hacer que hacer negocios más fáciles.

  • identificar nuevas oportunidades de negocio - por ejemplo, para el desarrollo de nuevos productos o servicios.



2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo