Cuida de tu gente, que ellos cuidarán de tu Organización.

El elemento humano: su recurso más importante


J Felipe Cajiga


Los recursos humanos de las Organizaciones de la Sociedad Civil generalmente presentan condiciones precarias o adversas para trabajar que imponen generalmente una carga extraordinaria de tareas y demandan distintas competencias a su personal. No se trata de falta de talento o capacidad, sino de cómo se organiza y se aprovecha de forma eficiente.


Sin duda, la motivación y entusiasmo de sus colaboradores es alta, por su empatía y compromiso, pero el tiempo que aportan y las buenas intenciones que tienen para ayudar no son suficientes.


Existe el mito no siempre infundado, que el trabajo de las organizaciones sociales se caracteriza por el voluntarismo, el empirismo y la resiliencia que sin duda que caracteriza el trabajo social pueda aprovecharse adecuadamente, y para potenciar las motivaciones y capacidades del personal remunerado y voluntario de nuestra organización, necesitamos desarrollar el capital humano como uno de los objetivos de valor social que ofrecemos a la sociedad.


Para desarrollar todo el potencial del capital humano en las organizaciones y para generar mayor capital social a través del voluntariado de nuestra organización, se requiere:


a) comprender y valorar los diferentes recursos humanos de nuestra organización y

b) analizar el valor que agregan en la definición de estrategias organizativas.

c) tener claras las funciones que requiere nuestra organización para la realización óptima de su trabajo.

d) saber cómo atraer, formar y sobre todo retener a nuestro personal.

e) es el mismo caso el de los voluntarios.


En la administración de los voluntarios resulta fundamental el liderazgo de la organización e influencia de este en dichos voluntarios, la confianza generada en estos, su percepción sobre la organización y su personal y sus motivaciones.


Debemos tener el cuidado de asignarles un trabajo que, si bien puede ser complementario al que realiza nuestro personal, sea siempre un trabajo que resulte significativo y por tanto gratificante. Esto será clave para lograr un voluntariado motivado, participativo y exitoso.


Debemos evitar a toda costa tener un voluntariado que esté dando vueltas en nuestras instituciones sin una idea clara de que hacer, o lo que es peor que este realice las tareas que no quiere realizar nuestro personal. Si es así, créeme es mucho mejor no tener voluntarios

¡Recuerda que los voluntarios serán los primeros embajadores de tu causa!, al exterior y hasta posiblemente tus futuros colaboradores, consejeros o donantes!


"El voluntariado es importante ya que ofrece ayuda esencial para causas valiosas, personas necesitadas y la comunidad en general".

En cuanto al desempeño del personal, este depende no solo de su compromiso, sino de los procesos organizativos y las habilidades técnicas e interpersonales desarrolladas por los integrantes de la organización y del aprendizaje organizacional acumulado a lo largo de los años.


Así que, si tienes, perteneces o trabajas para una organización de la sociedad civil sin importar la causa que tenga, revisa muy bien como tienes organizado a tu personal y a sus voluntarios, tienes bien definidas sus funciones, ¿tienes claro sus procesos de trabajo? Pero sobre todo son claro para ellos. Les procuras las herramientas y recursos mínimos necesarios para realizar su labor. ¿Los capacitas?, los reconoces?, son tan solo parte de las tareas que hay que revisar y verás como en poco, su trabajo comenzará a rendir más y ellos estarán más conectados con tu causa y sobre todo lograras un mayor impacto. ¡No olvides que el recurso más valioso que puede tener una organización es precisamente su gente!


Nos toca cuidarlos!...


#sociedadcivil #osc #voluntariado




1 vista0 comentarios