¿Cómo y por qué deberían organizarse eventos socialmente sostenibles?

J Felipe Cajiga ®
Experto e impulsor de la Responsabilidad Social y la vida con propósito. Fundador del Movimiento Iberoamericano de Responsabilidad Social, Empresability.

Los eventos socialmente responsables o sostenibles ofrecen muchos beneficios a quién los organiza y son claros testimonios de su compromiso con el desarrollo sostenible. No solo ayudan a reducir las emisiones de CO2, también promueven la igualdad de oportunidades, la inclusión y las economías locales.


Un evento socialmente responsable es, según las Naciones Unidas, uno diseñado y organizado para cumplir con dos objetivos principales: minimizar todos los impactos negativos potenciales en el medio ambiente y dejar un legado social benéfico para la comunidad anfitriona y todos los involucrados.


Organizar un evento socialmente sostenible representa un acto responsable con la sociedad, con el medio ambiente y las personas. Las empresas que apuestan por este tipo de eventos demuestran un firme compromiso con la igualdad de oportunidades, la inclusión y la protección del medio ambiente. También contribuyen a fortalecer la transparencia y ven a las partes interesadas como actores relevantes.


Es una tarea que requiere una importante planificación y coordinación para cumplir con las metas y acciones específicas que se evalúan periódicamente y, en última instancia, que se pueden verificar a través de organismos especializados.

Impacto medioambiental


Los eventos corporativos pueden minimizar gran parte de su impacto ambiental, si bien no en su totalidad dado que todo evento siempre tendrá algún tipo de impacto, si puede minimizarlo y buscar compensarlo en la mayor medida de lo posible. Esto reduce la cantidad de residuos generados (ODS 11 y 13) y garantiza una gestión adecuada de los residuos ; reduce el consumo de agua y electricidad (ODS 12); y mitiga la contaminación atmosférica, acústica y lumínica (ODS 7).



En este tipo de eventos también son importantes los espacios que cuentan con luz natural y aire limpio; Se fomenta la movilidad segura, saludable y sostenible (ODS 11), por ejemplo, mediante el uso del transporte público y compartido; y las empresas de catering elegidas deben evitar los envases, utilizar reutilizables vajillas y platos, priorizar el uso de dispensadores a granel y tarros para alimentos y bebidas y privilegian el uso de alimentos locales, estacionales y orgánicos.


La reducción de las emisiones de CO2 también es una ventaja. Muchos eventos sostenibles son a su vez neutros en carbono, lo que significa que tienen en cuenta las emisiones que no se pudieron evitar durante el evento. Para ello, muchas empresas calculan estas emisiones CO2 con el fin de compensarlas mediante la adquisición voluntaria de créditos de carbono de un proyecto que resulta ventajoso desde el punto de vista medioambiental, social y económico, consiguiendo así emisiones netas cero.


Las empresas pueden por ejemplo analizar y compensar las emisiones de sus congresos y eventos anuales, etc.


Inclusión e igualdad


Los eventos socialmente responsables también se preocupan por dejar un legado positivo para la comunidad. Para ello, pueden favorecer la inclusión y la igualdad de oportunidades (contratando la misma proporción de hombres y mujeres y traduciéndolos simultáneamente a la lengua de señas (ODS 5, 8, 10 y 16). También fomentan el acceso sin barreras para las personas con discapacidades movilidad (ODS 10) e impulsar la economía local mediante la contratación de empresas locales (ODS 8).


Sensibilización


Para el éxito de un evento socialmente sostenible, no basta con cuidar los detalles de la organización, es importante fortalecer la comunicación y la transparencia con los grupos de interés y la sensibilización de los participantes al evento, esto es clave para su comprensión, para lograr su colaboración y ganar su confianza.


Esto implica comunicarse con los grupos de interés, como proveedores, empleados, voluntarios, patrocinadores y participantes de forma proactiva a través de diversos canales para brindarles información sobre las práctica socialmente responsables del evento, así como conocer, a través de encuestas, lo que esperan de una reunión de este tipo y por qué. Obtener retroalimentación es fundamental para planificar con sensatez y no dejar a nadie atrás.


La comunicación también juega un papel clave, ya que un evento socialmente responsable implica esfuerzo y compromiso que debe ser compartido con la sociedad. Es muy importante que las empresas que organizan este tipo de eventos y reuniones transmitan estos valores a las personas que los asisten y participan en ellos, con el fin de aprovechar todas las mejores prácticas ambientales, sociales y económicas que se han implementado y que sean conscientes del beneficio que implica para el planeta en general.


Sin duda la situación del COVID 19 en la que hemos vivido en los últimos meses pone en primer plano la preocupación por cuidar y garantizar y que garantizará la seguridad y salud (ODS 3). Esto por supuesto también contribuye a tener un encuentro sostenible, lo que significa que todos los procesos se llevan a cabo con el objetivo de maximizar la contribución de la empresa a la mejora del medio ambiente y al compromiso social, impulsando así el desarrollo sostenible y la Agenda 2030.


La empresa organizadora, el recinto y sus clientes pueden tomar en cuenta, entre otros factores, los criterios de sostenibilidad y laborales, la inclusividad, el respeto a la diversidad, la protección de los derechos humanos y el medio ambiente, como disponer de contenedores específicos para la gestión de los residuos (ODS 11); y utilizará materiales reutilizables (ODS 11 y 13).


¿Quieres hacer de tus eventos socialmente responsables?


En Empresability te podemos decir cómo y ayudarte a acreditarlos como tal.

68 visualizaciones0 comentarios