Trabajar ya no se trata de obtener un cheque de pago y crecer dentro de la estructura de una organización. Ahora, los profesionales quieren más de sus trabajos y carreras, quieren algo que les apasione, algo que los haga sentir realizados, que signifique un aporte que les de sentido. Después de todo, 40 horas a la semana (o más) es mucho tiempo para perder haciendo algo que no te trae alegría y verdadera realización no solo laboral, sino social y personal.

Por eso es tan importante encontrar un trabajo con significado y propósito. Y aunque esto puede significar cosas diferentes para diferentes personas, generalmente el camino para encontrar un trabajo satisfactorio es el mismo. 

Busca o reorienta

Encontrar un trabajo que te dé un propósito es muy importante. Es lo que te hará levantarte cada día con pasión; es lo que te mantiene creativo y feliz. Así que no te conformes con nada menos. Así que no te conformes y encuentra un camino que realmente te satisfaga.

‎También puedes encontrar un propósito en tu rol actual si no está dispuesto o no puede cortar lazos en este momento. Abraza tu rol más de cerca y toma el mando de lo que haces y lo que no haces en el trabajo. Usa el control que tienes para decidir qué haces y por qué, y no pierdas la voz en tu propia carrera. Hacerse cargo, incluso de una manera pequeña puede hacer la diferencia entre un trabajo y un trabajo con propósito.‎

Alinea trabajo y propósito

‎La parte más importante de encontrar un trabajo con propósito es entender lo suficientemente bien cuál es ese propósito. Haz una lista de lo que esperas lograr con tu trabajo y por qué. Investiga a las compañías y organizaciones que tienen un objetivo similar y que parecen compartir tu propósito. Estos son los lugares y carreras que debe considerar primero al comenzar tu búsqueda de empleo. Recuerde que a menudo hay más de una manera de lograr una meta y encontrar la combinación correcta de propósito y posición es lo ideal.